Visto en Heraldo.es

 

El consejo de Juventud e Infancia de Pedrola, formado por niños de este municipio aragonés, como órgano de participación infantil de la localidad, ha transmitido al concejal de Festejos la voluntad de querer participar en festejos taurinos, comúnmente llamados ‘becerras’, “en los que se sueltan reses sin a penas pitones de no mas de dos años”, explica en una nota el Ayuntamiento.

Ante esta tesitura, en la que el Consistorio no puede saltarse la Ley vigente que prohíbe la participación de menores de 16 en cualquier festejo taurino, el concejal de Festejos, Miguel Cimorra, se reunió con los niños y niñas de la localidad, acompañado de los dos profesionales para exponerles la actual legislación.

El propio concejal de Festejos, tras haber recogido la petición, ha expuesto junto al torero local Imanol Sánchez, quien ejerce habitualmente como director de Lidia a lo largo de toda la geografía aragonesa, y el jefe de la Policía Local, David Mateo, la actual normativa de menores en el Reglamento Taurino de Aragón y las sanciones a las que se exponen tanto a la administración pública, como al director de Lidia, e incluso a los padres de los menores que participen incumpliendo la legalidad vigente.

Sin embargo, explican en la nota que los mas pequeños han decidido seguir con una iniciativa de recogida de firmas ya no solo en Pedrola, sino en toda la Ribera Alta del Ebro dado que su voluntad es poder participar en estos festejos de becerras. Esta iniciativa, que surgió como una queja al Consistorio, tendrá el firme apoyo de la concejalía de Festejos y de Imanol Sánchez, quien asegura: “Estamos ante una realidad evidente, y es que los niños, no solo en Pedrola, sino en Aragón entero, quieren participar en estos festejos, y la actual normativa nos hace tanto a alcaldes, directores de Lidia y policías locales aplicar la ley impidiéndoles participar”.

El concejal de Festejos declara que “no podemos saltarnos la Reglamentación, y es por ello que hacemos hincapié en la no participación de menores en los festejos de nuestra localidad”. A su vez, Cimorra apunta que “debemos tener en cuenta la propuesta que nos han presentado, puesto que demuestra una afición en aumento por este tipo de festejos desde edades muy tempranas  y nos parece pionera e interesante para poder transmitir a las autoridades pertinentes el deseo de una modificación en la legislación actual”.

El torero local asimismo explica que “a diferencia de otros deportes de riesgo, en los cuales nos niños se preparan de una manera progresiva dependiendo de la edad, en los Festejos Taurinos hay una barrera en los 16 años, en los cuales pasas de un día a otro de no poder ponerte delante de una becerra de 45 kilos a poder ponerte el día de cumplir 16 años delante de un toro de 500 kilos”. Para Sánchez es “algo ilógico, si tenemos en cuenta que tanto para torear como para recortar hay que ponerse delante de estos animales para aprender y hacerlo con el menor riesgo posible hasta que se adquieren los conocimientos básicos”.